¡HOLA A TODOS!

¿Qué tal lleváis el calor este año?  Estamos en pleno verano y el Coranovirus sigue al acecho.

Es importante seguir las recomendaciones de las autoridades y tratar de mantener la distancia social y la higiene también en los más pequeños. Por eso, es posible que tu bebé esté incómodo e irritable, igual que nosotros. Las altas temperaturas afectan al apetito y al sueño, pero sobre todo es importante tomar ciertas precauciones para prevenir un golpe de calor, la deshidratación u otro tipo de problemas.

Poco podemos hacer para bajar las temperaturas, pero lo que si podemos hacer es usar el ingenio para que el calor sea lo más llevadero posible.

Tu pediatra 24 horas te recomienda estos consejos y te recuerda que siempre están disponibles para resolver las dudas o consultas sobre la salud de tu bebé:

  •  Intenta mantener tu habitación fresca para que puedas dormir cómodamente. O simplemente para que puedas dormir. El aire acondicionado no es muy recomendable para los bebés, pero si tienes un aparato en tu habitación, puedes enfriar la estancia antes de ponerle a dormir.
    Evita la entrada del sol con cortinas o persianas, y si aun así la habitación está muy caliente, puedes considerar mover la cuna temporalmente a otra estancia de la casa.
  • Procura que tu hijo beba mucha agua, antes incluso de que tenga sed. Estar hidratado es muy importante. Con el calor se pierde mucha agua mediante el sudor, por lo que debemos asegurarnos de que se repone con frecuencia.
    Si su bebé se alimenta exclusivamente de leche materna, puede que demande más tomas y que estas sean más cortas, ya que las primeras gotas son las que más agua contienen. En este caso debe ser la madre la que beba más agua para preservar su propia hidratación y poder así hacer frente a la demanda de su hijo.

Vigila su pañal: si no hace suficiente pis o está estreñido es posible que necesite más agua.

  • Ponerle en remojo le ayudará mucho. Si estás en la playa o en la piscina recuerda que es muy importante no dejarle sin supervisión constante y protegerle de la exposición al sol continuada.
    Si te ha tocado quedarte en la ciudad, lejos de la playa o la piscina, puedes bañar a tu bebé más veces, ya que el agua le refrescará.
  • Evita salir a la calle en las horas centrales del día, cuando hace más calor. Intenta hacer los paseos antes de las once de la mañana y al atardecer. Busca la sombra y evita pararte demasiado tiempo al sol. Cubre la cabeza de tu bebé con un gorro y no olvides echarle crema.

¿Qué trucos usas tú para mantener a tu bebé fresquito? Déjanos tus dudas o preguntas en comentarios. 

El autor de esta entrada es "tu pediatria 24 horas"
Avatar
Tupediatra24horas es un servicio líder en telemedicina en España. Te permitirá consultar con un pediatra privado todas tus dudas sobre la salud o la crianza de tu hijo siempre que lo necesites. Todos los médicos que conforman el equipo de tupediatra24horas han sido formados en Universidades de máximo prestigio y cuentan con muchos años de experiencia.
¡Es tu turno! Deja tu comentario y opina